Sazón venezolana en el Seven Reasons de Washington

    CRÉDITOS: Alejandro Celedón

    Con una cocina inspirada en las raíces culinarias de Latinoamérica, el restaurante Seven Reasons, comandado por el chef venezolano Enrique Limardo, se posiciona entre los mejores de Washington DC, la capital estadounidense: fue seleccionado como el número uno en la lista del crítico Tom Sietsema, publicada en el diario Washington Post,  de los mejores restaurantes de la ciudad para disfrutar durante el otoño; incluido en el top 10 de The New York Times, y en el top 20 de la revista Condé Nast Traveler.

    Desde las arepas de su Venezuela natal, el exótico toque nipón presente en la cocina peruana, los sorprendentes frutos del Amazonas hasta llegar a las apetecidas carnes de las pampas argentinas, la propuesta de Seven Reasons promete al comensal un recorrido multisensorial a través de una ruta de sabores, aromas y texturas armoniosamente presentados —el emplatado también cosecha elogios —, que le ha valido a  Limardo el título del mejor embajador de la gastronomía de América Latina en la ciudad.

    En la mesa 

    El lomo de cordero se renueva al ser presentado en rodajas con coco al curry, acertadamente acompañado de arroz negro con nueces explosivamente sofritas con cilantro, tocino y un toque de plátano. De los frutos del mar destacan los tentáculos de pulpo; pasados al vapor, hervidos y fritos, son rociados con una lluvia de cebolla carbonizada, para luego ser posados en un pastel de lenteja y decorados con puré de aguacate. 

    Para los que solo consumen vegetales también hay delicias: está la auyama rallada con rodajas de tomate rojo y amarillo, acompañados de queso de cabra batido también con auyama, todo decorado con cacao; en la Locura Vegetariana mezclan hummus de manzana carbonizado, coliflor y hummus de miso que sirven una estilizada cachapa y verduras encurtidas.

    En total son 19 platos entre pequeños, mediados y grandes, junto a 4 snacks de los que destacamos unas imperdibles arepitas de queso con jarabe de caña de azúcar, unas yucas fritas acompañadas de cebolla verde, ajo negro, jugo de limón y crema agria; y también un falafel latino hecho con yogur de aguacate, tahini, elaborado con mango, pepino y menta para untar.

    Con capacidad para 35 comensales, una cocina abierta y tres niveles, incluida una terraza al aire libre, en el local el gran protagonista es el verde gracias a la presencia de jardines verticales, a los que posiblemente, aseguró Limardo, se sume un gran árbol. En el mobiliario, sobrio y moderno, destacan la madera y el cuero. El laureado diseñador Alejandro Barrios-Carrero, también venezolano, ganador del premio James Beard por su trabajo en Juvia en Miami, fue el responsable del diseño. 

    Una dupla latina

    Arquitecto y diseñador industrial, Limardo se formó como cocinero en la Escuela de Hotelería y Turismo de Sant Pol de Mar “EUHT”, Barcelona, y realizó pasantías en célebres restaurantes, incluido el Celler de Can Roca. Junto a su esposa lideró dos emprendimientos gastronómicos en Caracas: Paprika y Yantar.

    Limardo cuenta que gracias al éxito de su restaurante Alma Cocina, ubicado en la ciudad de Baltimore, donde recibió el título de mejor cocinero, siempre le preguntaban cuándo abriría un local en Washington DC. La oportunidad llegó cuando el argentino Ezequiel Vázquez-Ger, emprendedor y restaurador, y su esposa, venezolana, probaron su comida. El comensal se convirtió en su socio. 

    Coordenadas 

    2208 14th St. NW Washington, DC. 

    Telf. +1 202-290-2630

    www.sevenreasonsdc.com

    @sevenreansonsdc

    También te puede interesar:

    La Fontana Ristorante, sabores de Italia en la mesa

    Descubre a los alquimistas de CU29

    Shopping Advisor: ¿Cómo elegir un reloj GMT?

    ads