Louis Vuitton lanza su versión actual del icónico reloj Tambour

    Buscando siempre reinventarse la casa de moda francesa presenta su versión más novedosa: el reloj Tambour Curve Flying

    La unión entre elegancia e innovación queda más que demostrada en la nueva pieza Louis Vuitton, el actual modelo Tambour Curve Flying con el que la casa de moda francesa medirá el tiempo del hombre On Time.

    El reloj que marcó su debut en el 2002 suma a su historia relojera, una página más, completamente nueva tras otras tantas donde los cambios han sido constantes. Sin dejar de conservar el sello o el tradicional ADN de marca, este año 2020, la pieza inspirada en la forma singular del tambor, da un giro y se presenta de la siguiente manera.

    El tercer Milenio en un nuevo reloj

    El reciente lanzamiento de Louis Vuitton es la consecución-en términos de diseño y mecánica- de la historia de una pieza famosísima entre los amantes de la relojería.

    La actual versión del modelo está bien diferenciada por su diseño, 100% vanguardista y en la que hay detalles que hacen recordar al primer reloj Tambour. El guardatiempo cuenta con una caja elaborada en titanio y Carbostratum®, un material de alta tecnología constituida por más de cien capas de carbono desarrollado exclusivamente para la maison.

    La superficie del reloj-esta vez con una forma estirada y alargada-está unida a la banda de la caja cuya curva continua se une perfectamente bien en los ganchos aplicados que se ajustan a la correa, la cual se presenta en dos versiones: una en caucho y otra que nace de la combinación entre piel de cocodrilo y caucho.

    De acuerdo con la casa de moda el reloj Tambour Curve Flying 2020 une el nuevo mundo tecnológico con la tradicional historia relojera, esto por medio de un calibre tourbillon volante estampado con el Sello de Ginebra, es decir, la máxima certificación que le fuera otorgada en 2016 a la maison por tener las más hermosas piezas de alta relojería en el mercado.

    Un Tambour mucho más brillante

    Ataviado en diamantes y en un negro casi completo, Louis Vuitton también cuenta con la brillante versión del modelo Tambour Curve Flying. Para los amantes de la piedra preciosa por excelencia, la maison lanzó a la par este modelo de alta joyería, el cual resalta por el cambio del calibre, al LV-109. El oro reemplaza al titanio, 354 diamantes brillan en el bisel, el logo de la firma, la corona y las asas.

    Te puede interesar:

    News: Omega viste de platino y oro el nuevo reloj de James Bond

    News: Un tiburón blanco hembra es el nuevo rostro de Ulysse Nardin

    Deluxe-News: Agosto gastronómico: Durant & Diego se adentra en la cocina

    Tags:

    ads