¿Contra el reloj?

    Tanto en los deportes como en la relojería, el juego de la precisión y la medición del tiempo es impecable y, así como las grandes manufacturas han logrado en sus avances mayor precisión, los deportes han avanzado a pasos agigantados para evitar el más mínimo error. Es por eso que, la mayoría de las organizaciones deportivas se casan con los maestros del tiempo más reconocidos para cronometrar y llevar cada minuto y segundo a la inmortalidad

     

    Por: Andrea Oliveros

    Los juegos Olímpicos y Omega:

     

    Desde 1932, Omega es el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos. La manufactura suiza ha sabido aprovechar los avances de la tecnología; en 1948 utilizaron por primera vez la célula fotoeléctrica en los Olímpicos de invierno en St.Moritz y en Londres 2012; usaron los touchpads de piscina, que permite que la mano del nadador pare el cronómetro y la sustitución de la pistola tradicional de salida por una aerodinámica y futurista. La nueva era llegó con la nueva etapa del cronometraje con Omega Timing, con variación de un segundo cada diez millones de segundo

     

     

     

    El Fútbol y Hublot:

     

    Estamos en la era en la que la precisión del humano ha quedado atrás y es que, en el caso del fútbol, la relojería ha hecho de las suyas para facilitar la vida de los árbitros (personajes odiados por muchos) y Hublot como cronometrador oficial de la FIFA, ha logrado traspasar la barrera de lo tradicional para crear el smartwatch Big Bang Referee 2018 FIFA World Cup Russia, conectado al ‘Goal Line Technology’, que sigue la trayectoria del balón hasta la línea meta y determinar con precisión si hay o no un gol; de ser así, el reloj vibrará en la muñeca del árbitro. Sin duda una muestra de que poco a poco la tecnología desplaza al ser humano.

     

     

     

    La Fórmula 1 y TAG Heuer:

     

    Además de otras marcas patrocinantes de la Fómula 1, TAG Heuer nos ha impactado por su evolución. A principio de los años cincuenta con los inicios de este deporte, las escuderías utilizaban los cronógrafos Heuer para medir los tiempos. Hoy se unen los smartwatches, para dejar claro que la tradición va de la mano con la tecnología, y presentan el TAG Heuer Connected Modular 45 Aston Martin Red Bull Racing, un reloj inspirado en la escudería Red Bull y el bólido RB14, que acompañará a los miembros del equipo y que permite cambiar el modo electrónico por uno mecánico que incluye 3 agujas, cronógrafo o cronógrafo tourbillon, certificado por COSC.

     

     

    Tags:

    • Show Comments

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    ads