Nueva versión del UR-210 y su nostalgia vanguardista

    En torno al número 7, la manufactura relojero vanguardista Urwerk anunció el lanzamiento de una reedición de este modelo, una bandera importante para los coleccionistas y fanáticos de la micromecánica. Su líder, Felix Baumgarter, reconoce que se inspiró en cronómetros marinos y en los antiguos relojes que restauraba en su taller. Como cabía esperar: solo 7 personas podrán adquirir esta pieza.

    Por Etxenara Mendicoa

    “Desde que tenía cinco años yo podía entrar a su taller (de Gerhard Baumgartner) para descubrir, incluso tocar, la mecánica antigua que estaba restaurando. Mis superhéroes fueron Thomas Thompion, Antide Janvier, Abraham Louis Breguet y Ferdinand Berthoud”.

    Felix Baumgartner, CEO de Urwerk

    1. Sistema retrógrado

    En el caso del UR-210 el sistema retrógrado es la clave máxima de su diseño, porque es uno de los más grandes disponibles en el mercado. La mano retrógrada se acopla con los satélites horarios e indica los minutos. Un desafío importante fue control el exceso de fuerza para que no afectara la precisión, y pasaron años para refinar del todo este mecanismo. Se aprecia no solo en el movimiento cuando el minutero pasa de 60 a 0, sino que se puede escuchar un clack que sirve de anuncio mecánico de la siguiente hora.

    1. Eficiencia e interacción

    Mientras más se mueve el usuario, más carga para su funcionamiento almacena el reloj y lo muestra a través de una indicación verde. El usuario también puede ver cuando le quedan solo 2 horas de marcha, eso se debe a que el sistema de embobinado automático tiene variantes especiales en sus turbinas para administrar la marcha a voluntad, de acuerdo a lo que necesita y no desgastar el mecanismo innecesariamente (tiene una patente exclusiva sobre este diseño de embobinado). Es una indicación de reserva de marcha mucho más cercana con el usuario.

    1. Visión arquitectónica

    Urwerk comparte trabajo y espacios en muchas ocasiones con un estudio de arquitectura, es una conexión natural de esta marca. Esa influencia es mucho más notable en el UR-210 porque es la más simétrica de todas las piezas de la marca, desde sus proporciones hasta sus perspectivas, este reloj ha sido concebido con una especial sensibilidad metrica.

    1. Topografía del objeto

    El cristal de zafiro es una bóveda compleja para la forma especial del UR-210. Adicionalmente tiene una banda protectora alrededor del cristal que termina de acentuar la intención del diseño tridimensional: que incite a la curiosidad de la vista y del tacto. Una evocación lúdica y,a final de cuentas, una figura reconocible que se ha convertido en bandera de Urwerk.

    Te puede interesar:

    Especial Relojero: Relojes arcoíris para que el tiempo mejores

    Deluxe: Ron Carúpano muestra su novedosa transformación

    Tags:

    ads