SONERÍA: Escucha las horas pasar

    Patek Philippe Grandes complicaciones 5078G

    Este guardatiempo rinde tributo a los oficios de la alta artesanía y la estética relojera. El modelo de cuerda automática, versión en oro blanco y esfera esmaltada en negro, viene con un elegante brazalete de piel que combina con la decoración de volutas y arabescos, dos elementos de total refinamiento. Su calibre R27 PS marca las horas con un tono grave, los cuartos con una secuencia de dos timbres y los minutos por medio de un sonido más agudo y ruidoso. Sin duda, una joya que cualquier coleccionista apreciaría.

    Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Gyrotourbillon Westmister Perpétuel

    Otro ejemplo excepcional es este modelo con movimiento de cuerda manual diseñado especialmente para los apasionados de la alta relojería. El guardatiempo presenta el quinto tourbillon multieje JL y un repetidor de minutos provisto de tintineo Westminster, el cual emite un sonido de golpes fuertes y rápidos, que reproduce el sonar de las famosas campanas del reloj Big Ben de Londres, gracias a un juego de gongs azulados y martillos repetidores. Sobre su diseño: lo acompaña una caja en oro blanco, una esfera esmalte guilloché azul o plateada y un estiloso brazalete de piel en color azul.

    H.Moser & Cie Swiss Alp Watch

    Quizás el diseño minimalista más innovador en relojería en cuento a la repetición de minutos. Sin números ni manecillas, este modelo con caja de platino, esfera color negra y un tourbillon volante de un minuto a las 6 horas, rebasa lo cotidiano y opta por dar la hora a través del sonido de su calibre de cuerda manual. Su particular movimiento combina el tourbillon y la sonería, marca las horas, los cuartos y los minutos a demanda de su ejecutante. A este reloj ultra moderno, lo complementa una correa de piel negra cosida a mano y un forro color rojo intenso.

    Cartier Rotonde

    El sotisticado modelo Rotonde de la maison fue diseñado con uno de los movimientos más avanzados y complicados de la Alta Relojería: la repetición de minutos, elemento que retoma la firma en esta colección. Este guardatiempo de titanio, caja oculta y cuerda manual 9407 MC, presenta astroregulador, doble astrotourbillon misterioso, o incluso gran complicación esqueleto. Llama la atención por la incorporación de diamantes engatados talla baguette en el bisel, su corona perlada decorada con un diamante, las agujas en forma de espalda y una masculina correa en un tono gris metalizado.

    Audermars Piguet Supersonería Repetición de Minutos

    La manufactura cuenta con este contemporáneo diseño relojero, de caja de oro blanco de 18 quilates, cristal de zafiro con tratamiento antireflejos, esfera de esmalte ahumado y correa de piel en color azul con escamas cuadradas. Calibrado bajo la complejidad de la Repetición de Minutos, cuenta con un sonido acústico original gracias a tres elementos: sus gongs patentados conectados a una caja de resonancia, la construccion de su caja y un regulador de percusión que elimina el ruido excesivo por medio de un sistema novedoso. Mide las horas, los minutos y cuenta con un pequeño segundero.

    Greubel Forsey Grande Sonnerie

    Bajo el lema de “Art of Invention” la firma reinterpreta una de las complejidades relojeras más preciadas con el guardatiempo Grande Sonnerie. El modelo, galardonado con el premio GPHG, se presentó tras 11 largos años de investigación. Junto a su equilibrio arquitectónico cuenta con la integración inteligente de mecanismos e indicaciones: tourbillon, gongs de la catedral, martillos llamativos, pantalla de reserva de marcha, etc. El reloj marca las horas, los minutos y los segundos. A pedido, la repetición de minutos por medio de un pulsador montado en la corona.

    También te puede interesar:

    Relojes inspirados en el Año de la Rata

    Apple watch vs. Industria Relojera Suiza

    Honores al guerrero: Oris Big Crown ProPilot

    Tags:

    ads