Balancier S: deporte y cronometría

    Por Melina Abache

    Invención y creatividad son dos de los pilares fundamentales que caracterizan el ADN de Greubel Forsey, cimientos que con la experticia de los años les permiten experimentar y explorar nuevas posibilidades en la arquitectura de las cajas y su integración en la construcción de sus movimientos. El año pasado presentaron, con el GMT Sport, una estructura completamente nueva de la caja y hoy el nuevo Balancier S presenta una nueva interpretación de esa caja con un movimiento íntegramente nuevo.

    Esta caja, que muestra una vista circular desde arriba y una exclusiva forma elipsoide arqueada desde otros ángulos, presenta asas y correa integradas, así como un bisel con acabado satinado y grabado con los valores de Greubel Forsey.

    En su afán por mejorar la cronometría, se maximiza el espacio disponible con una caja y un cristal de zafiro arqueados, que aúnan estrechamente forma y función. Para ello, eligieron integrarle un volante -basado en el gran volante revelado en 2016 y completamente desarrollado y realizado en el Taller de Greuble Forsey- que se caracteriza por su diámetro extragrande de 12,6 mm, que garantiza un alto rendimiento del reloj. A su vez, y para permitir un preciso ajuste de la hora del momento de la inercia para medir el tiempo, el contorno del volante presenta seis tornillos reguladores dorados, insertados de tal forma que limitan la fricción aérea. En este nuevo calibre de carga manual -con varias patentes pendientes- el volante de Greubel Forsey puede apreciarse por primera vez en una construcción inclinada. Este ángulo de 30 grados, con respecto al plano horizontal del movimiento, demuestra ser una solución para los restrictivos errores de tiempo provocados por los efectos de la gravedad en el órgano regulador (volante, muelle y escape) en posiciones estables.

    El Balancier S posee una reserva de marcha cronométrica de 72 horas. La indicación central de horas y minutos y, un pequeño segundero en el plano inclinado del escape a las 8 horas, que acentúa la profundidad y el relieve de este nuevo calibre. Éste se puede observar, así como todos los componentes del movimiento, a través del cristal de zafiro y el fondo transparente.

    La caja, realizada en titanio y resistente al agua hasta 100 metros, es inequívocamente deportiva. A pesar de su poderosa forma, se caracteriza por su ligereza y comodidad en la muñeca. Mas su robustez protege el movimiento, especialmente su gran volante.

    Es un reloj de características deportivas, con una artesanía en el movimiento y en la caja y con un gran rendimiento cronométricoa la vista.

    Ficha técnica

    Balancier S

    Caja:

    Titanio con cristal de zafiro sintético curvado

    Diámetro total 43 mm

    Grosor 13,75 mm

    Sumergible a 100 metros

    Corona de titanio y caucho con logo de GF

    Anillo horario tridimensional de geometría variable,

    con índices de horas y minutos lacados.

    Indicador de reserva de marcha, grabado y lacado

    Esfera pequeña de segundero de oro, color rodio,

    bisel pulido

    Dorso transparente con cristal de zafiro sintético abovedado

    Movimiento:

    Movimiento de cuerda manual

    Diámetro 37,00 mm

    Grosor 10,62 mm

    Número de piedras 42 piedras

    Frecuencia 21,600 vph

    Reserva de marcha 72 horas

    Dos barriletes coaxiales de rotación rápida acoplados en serie (1 vuelta en 3,2 horas), uno de los cuales está equipado con un resorte deslizante para evitar el exceso de tensión variable fabricada internamente con 6 tornillos de tiempo medio de oro (12,60mm de diámetro).

    Correa y hebilla:

    Caucho con texto en relieve.

    Cierre desplegable de titanio, con logotipo GF

    Te puede interesar:

    Especial Relojero: Correas NATO de Montblanc con firma de Faure

    Especial Relojero: The King’s Man tiene ahora un Jaeger-LeCoultre

    Gastronomía/News: Agosto gastronómico: Durant & Diego se adentra en la cocina

    Tags:

    ads