Shuji Takahashi, Presidente, COO y CMO de Seiko

    No solo Cuarzo

    Seiko es un descubrimiento para muchos aficionados a la alta relojería. Aunque la marca se hizo famosa a finales de los sesenta por lanzar al mercado el primer movimiento de cuarzo, su tradición en la relojería mecánica se remonta a los primeros años del siglo XX. Hoy producen el más emblemático reloj mecánico asiático, el Grand Seiko, y además lanzaron Credor, una marca de relojes con complicaciones que salen de los mismos talleres que las máquinas de cien dólares. Shuji Takahashi no pertenece a la familia Hattori, fundadores de la marca y aún al frente de la misma, pero ha absorbido su esencia como si lo fuera. Con él hablamos para que nos descubra esta fascinante manufactura.

    La familia Hattori dirige Seiko desde su fundación. ¿Cuáles son las ventajas de ser una compañía familiar?

    Es muy importante, ya que nosotros pertenecemos a una industria en la que la tradición juega un papel vital. Muchos usuarios de relojes usan la misma pieza durante diez años, incluso se heredan de generación en generación. Por eso creemos que un reloj Seiko debe estar producido para durar y satisfacer las altas expectativas de nuestros clientes durante mucho años.

    En su opinión, ¿cuál es la principal diferencia entre las industrias relojeras de Suiza y de Japón?

    Creo que hay más similitudes que diferencias entre Seiko y la industria relojera suiza. Seiko comparte con las marcas punteras suizas el respecto por la tradición y la calidad, y los dos queremos producir el reloj de alto valor al que el consumidor aspira. Pero también hay diferencias. Nosotros siempre buscamos hacer relojes mejores, usando tecnología avanzada. En segundo lugar está nuestra actitud frente a la tecnología del cuarzo. Astron es el ejemplo típico. Creemos que el cuarzo es una gran plataforma con mucho potencial, y no vemos a muchas marcas suizas investigando en ello. Astron es un gran éxito porque resuelve un problema cotidiano y usa una tecnología electrónica basada en el cuarzo para ello.

    Y cuáles¿ son las principales diferencias entre el consumidor de relojes japonés y europeo o americano?

    Déjame poner al Grand Seiko como ejemplo. Hay muchas más similitudes que diferencias en lo que respecta al gusto por el Grand Seiko entre Europa y Japón. A lo largo del mundo, el Grand Seiko está ganando popularidad por su gran precisión, gran legibilidad y su gran durabilidad. Estos aspectos son valores universales y son apreciados en todo el mundo.

    La diferencia es que aquí, en Japón, hay un gran interés en nuestro calibre 9F, de cuarzo, y el cuarzo representa una gran parte de nuestras ventas de Grand Seiko en Japón. En Europa, en cambio, son nuestros calibres mecánicos y el Spring Drive los que disfrutan de un mayor atractivo. Esperemos que en todo el mundo vayan apreciado también nuestro calibre 9F.

    ¿Cuál es el mercado más importante de Seiko?

    El mayor mercado sigue siendo el japonés. Los Estados Unidos es el segundo, seguido de Europa y de otros países asiáticos. Creemos que en el futuro el mercado sudamericano será cada vez más importante, estamos muy satisfechos con los últimos resultados en esa región.

    En su opinión, ¿cómo ven los europeos o americanos la industria relojera asiática? ¿Le gustaría que cambiara esa visión?

    Algunos consumidores en Europa y América no saben que Seiko tiene una tradición en la relojería mecánica con más de cien años y consideran que somos algo así como una marca joven, probablemente debido a nuestro gran éxito con los relojes de cuarzo desde 1969. Queremos cambiar esa situación mostrando la rica tradición y la singularidad del Grand Seiko y de Seiko. Esa es la razón por la que estamos expandiendo nuestras boutiques de Seiko por todo el mundo, ya que gracias a ellas muchos descubrirán nuestros relojes y su tecnología, la artesanía aplicada en ellos y su rica tradición.

    Seiko ha sido siempre una empresa innovadora. Ustedes han lanzado varios modelos originales y novedosos, como el Thermic, el Auto Relay o el primer movimiento de cuarzo. ¿Cuál cree que es el futuro de la industria relojera? ¿En dónde deben fijarse las marcas para mejorar y ofrecer piezas revolucionarias?

    En primer lugar debo decir que, además de los ejemplos que menciona, Seiko introdujo otras importantes innovaciones, entre las que destacan notablemente el Astron GPS Solar y el Spring Drive. La innovación debe seguir siendo una parte central de nuestro ADN. Seguiremos innovando para ofrecer relojes excitantes, útiles y relevantes con valor añadido en cualquier rango de precio.

    ¿Cuál es el futuro de Credor, la marca de Seiko para relojes con complicaciones? ¿Tendrá más presencia fuera de Japón?

    Estamos muy contentos porque los relojes Credor han sido muy bien recibidos y estamos animados en ver su potencial en el mercado. En el futuro queremos ofrecer los Credor en todo el mundo, pero nuestro principal objetivo para los próximos años es el Grand Seiko. Seguiremos mostrando los Credor en Baselworld y en cada vez un mayor número de tiendas.

    Seiko tiene una rica historia. En su opinión, ¿cuál es su principal hito?

    Si tuviera que elegir, me quedaría con nuestro primer reloj en 1913, el nacimiento del Grand Seiko en 1960, el lanzamiento del Quartz Astron en 1969 (el primer reloj de cuarzo), el primer Spring Drive en 1999 y el primer reloj solar Astron GPS en 2012.

    Tags:

    • Show Comments

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    ads