Premio a la innovación

    Kerstin Forsberg (2016) trabaja con las comunidades de Perú para proteger a las mantarrayas gigantes amenazadas

    Durante cuatro décadas los Premios Rolex han galardonado proyectos pioneros enfocados en crear un impacto positivo en el mundo; dentro de poco sabremos quiénes serán los premiados de 2018

    Por: Melina Abache

    En conmemoración del 50 aniversario del Rolex Oyster en 1976, el primer reloj hermético del mundo, la firma helvética creo los Premios Rolex a la Iniciativa, un programa filantrópico para reconocer emprendimientos o planes vigentes que necesiten inyección económica para su culminación en las áreas de medio ambiente, patrimonio cultural, ciencia y salud, exploración y técnicas aplicadas.

    El galardón se entrega cada dos años -la última fue en 2016- recompensando a Laureados con 100.000 dólares, un cronómetro Rolex de oro y publicidad internacional y; desde 2009, también a cinco Jóvenes Laureados -menores de 30 años-, con el objetivo de promover la innovación en las próximas generaciones proveyéndolos de fondos y recursos para sus proyectos -50.000 dólares, un cronómetro Rolex de acero y oro y reconocimiento oficial en ceremonias en sus países-.

    El 30 de junio se cerró la presentación de candidaturas, que están abiertas a personas de cualquier nacionalidad y edades comprendidas entre los 18 y 30 años. El proceso de selección de los proyectos ganadores sigue un riguroso sistema para asegurar que las propuestas recibidas son reales y se adaptan al espíritu de la iniciativa. Un grupo internacional de expertos, renovado en cada edición, busca la viabilidad del proyecto, originalidad y potencial para crear un cambio en la sociedad.

    Hasta la fecha Rolex ha respaldado la labor de 140 valientes profesionales, entre ellos, Vreni Häussermann, quién estudia los remotos fiordos de la Patagonia chilena para documentar la vida desconocida del fondo del mar. Andrew Bastawrous, oftalmólogo británico cuyo sistema de examen portátil basado en smartphones, Peek Vision, está cambiando el cuidado oftalmológico en el África subsahariana. Y, el ingeniero biomédico irlandés Conor Walsh, junto a un equipo de expertos del laboratorio Harvard Biodesign Lab, quienes han unido la ciencia textil con la robótica para revolucionar la forma en que los pacientes de todo el mundo se recuperan de traumas como la apoplejía y aprenden a caminar de nuevo.

    Los Premios Rolex a la Iniciativa brindan una financiación necesaria a decenas de proyectos que necesitan de este -importante- impulso para hacer realidad esas intrépidas e innovadoras ideas que cambiarán, a paso firme, la calidad de vida de millones de personas en nuestro planeta.

    Tags:

    • Show Comments

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    ads