Salud el buen whisky: Johnnie Walker, Buchanans y Baileys

    De la manera que sea, tomar “el agua de la vida”, tal y como se le conoce a esta bebida obtenida de la fermentación de cereales como la cebada, el trigo, el centeno y el maíz, se ha convertido en un clásico en todo el mundo. El whisky es un disfrutable objeto de culto, una fina bebida de placer para gozarse estando en solitario o en compañía. Es sinónimo de encuentro, reunión y festejo. Por sus características y por todo lo que representa, es considerado un símbolo de estatus social.

    Si bien hay muchos de estos licores en el mercado, en Venezuela Diageo oferta tres opciones de alta gama. Cada una, además de contar con una larga historia dentro de la industria de los destilados, siempre innova con el objetivo de seducir una y mil veces a los amantes del whisky con sus distintas categorías.

    Johnnie Walker, el whisky scotch N# 1 del mundo

     Si bien conserva su esencia original, también es un whisky disruptivo e innovador. En su portafolio destacan los licores clásicos así como el Blue Label, de sabor complejo, notas ahumadas y aroma a frutas. De igual forma, la marca se renueva con sus propios highballs en 4 presentaciones refrescantes: Johnnie and Ginger, Johnnie and Peach, Johnnie and Lemon y Johnnie and Green tea.

    Buchanans De Luxe, 100 años de vida, 12 de fermentación

    Cuando hablamos de opciones clásicas, por supuesto que Buchanans viene a nuestro imaginario. Este whisky de lujo tiene un sabor suave, fresco, menos denso y afrutado, con notas de naranja y chocolate. Puede consumirse solo, pero permítase servirlo con hielo, soda y quizás con una tira de piel de naranja en la mezcla. Como es perfecto para compartir, no puede faltar en sus celebraciones.

    Baileys Original Irish Cream, mil recetas y un indiscutible sabor

    La más dulce reunión entre whisky y licores irlandeses, en combinación con crema láctea, ricos sabores de chocolate y vainilla. Esta delicia es una prueba más de lo versátil que es este destilado. Baileys puede beberse solo y también en todo tipo de cócteles. Puede rocearlo sobre helado, hacer malteadas, realizar mousse, tartaletas y hasta su propia cheesecake siguiendo las ideas que propone el recetario original de la marca. Una receta es mejor que la otra.

    Tags:

    ads