• Ediciones Digitales

  • Edición 68
  • Edición 67
  • Edición 66
  • ASC 2019
  • Edición 65
  • Edición 64
  • Edición 63
  • Edición 62
  • ¿Desea recibir en su correo nuestra edición digital interactiva?

RM 60-01 Regatta Flyback Chronograph

El dueño de todos los vientos

Pocas actividades más heroicas, intelectuales y románticas que la navegación a vela. Un marinero tiene que estar capacitado en fundamentos básicos de física, manejo de tecnología de vanguardia y estrategia muy sofisticada para librar verdaderas batallas sobre el agua. Al final, la dulce paz que trae el atardecer fundiéndose e el infinito, con el sabor de una aventura que termina y el anhelo de otra, que podría comenzar mañana.

Por Etxenara Mendicoa

El reloj que atrapa nuestra mirada en esta portada es nada menos que la pieza bandera para velerismo que tiene Richard Mille en su catálogo. Viene precedida por otras piezas que ya exploraron el instrumento para navegación; por eso se siente que la manufactura confía en este público y continúa con este rumbo.

Esta marca nos tiene acostumbrados a emociones fuertes, se caracteriza por una imponente personalidad y por dirigir su negocio de relojería de una forma mucho menos tradicional que las grandes casas. Es una marca bastante nueva -si tomamos en cuenta que la mayoría de las marcas cuenta su experiencia en siglos-, pero se han cuidado bien de no parecer opacos ni dejar indiferente al público.

Por supuesto que, para travesías sobre el mar, ya otras relojeras llevan mucho camino andado, mención necesaria de Rolex o de Corum, por citar algunos. Pero como el estilo de Richard Mille es penetrar un mercado, asaltarlo por babor y estribor, hasta levantar su bandera -lo hizo en tenis, en automovilismo, en golf y pare de contar- pues esta no sería una excepción: la apuesta apunta hacia la alta gama y el RM 60-01 Regatta Flyback Chronograph tiene atributos de sobra para resultar vencedor.

Entonces, la historia detrás del reloj, aquella inspiración detrás de la pieza para hacerla diferente a su competencia aquí queda sobrando. No es una pieza inspirada por marineros. El reloj del que hablaremos es todo funciones, instrumento y utilidad.

Lo diferente

Si quieres hacer un reloj para navegantes, lo mejor será aprender a navegar. Está claro que en Richard Mille hicieron ese ejercicio de creatividad basado en la más pura experiencia de las regatas, las rutas de las competencias de veleros y las duras condiciones que pueden atravesar durante la prueba.

Cuando se trata de vela, los tiempos pasan de ser muy largos, a muy cortos, y es fácil perder la noción de las distancias y la propia ubicación en el mar. Aún en la era del GPS y demás artilugios para geolocalización, nunca sobra tener la brújula en tu muñeca, el más fiable de los accesorios marinos. En una regata, ese cálculo hace la diferencia, por eso comenzaremos a analizar el RM 60-01 Regatta por uno de sus rasgos más distintivos, el bisel bidireccional con rosa de los vientos.

Este bisel tan particular permite consultar la ubicación de los cuatro puntos cardinales, con un disco con indicadores de 360 grados y la indicación de 24 horas. Su función de hora UTC es primordial para el cálculo, sólo hay que conocer la hora local, situar la aguja UTC hacia el sol, y proceder a ajustar el bisel giratorio hasta que coincida. Allí se revelan Norte, Sur, Este y Oeste, a la usanza mecánica, como los sextantes. Esto será útil para orientarse en cualquier hemisferio, no está adaptado sólo a unas latitudes específicas como otros relojes de este segmento.

Ahora, si hay algo que hemos aprendido de los relojes divers es que, cuando un reloj requiere cálculos importantes, no puede ser sensible a manipulaciones en falso o forcejeos. Richard Mille necesitaba una herramienta que se ajustara hacia muchas posibilidades, que cruzara sus mediciones, por eso generó el diseño con una corona de bloqueo.

El viento y la marea, las difíciles e inesperadas maniobras en el barco, no le quitarán fiabilidad a este compañero. Un giro simple y queda completamente estática la corona y los dos pulsadores restantes, anunciando en rojo que no será posible moverlos hasta que se desbloquee el mecanismo de ajuste. Es sencillo pero definitorio, porque el RM 60-01 Regatta está dotado con un excelente cronógrafo con función de flyback, es decir, que con sólo apretar el pulsador la cuenta volverá acero inmediatamente para la próxima medición. Listos para la bandera de salida.

Lo trascendente

Podríamos pasar interminables páginas hablando de las funciones del RM 60-01 Regatta, porque fue creado precisamente para hacer más indicaciones especializadas que cualquiera. No obstante, podríamos resumir todo aquello en una ficha técnica y enfocarnos un poco en el mecanismo que lo hace posible.

Estos calibres mecánicos de cuerda automática de Richard Mille brillan por su rotor de geometría variable, que sirve para adaptar la cuerda automática a la frecuencia del movimiento de quien lo porta. El calibre tiene unas aletas que pueden ajustarse, de acuerdo con el nivel de actividad que efectuará la persona con el reloj puesto.

Luego, el sistema de doble barrilete para equilibrar la marcha. No olvidemos que su máquina oscila con una frecuencia de 28.800 alternancias, por lo que debe protegerse la fricción y el desgaste de sus componentes. La promesa es que tendrá mejor rendimiento y, a largo plazo, su precisión quedará mucho menos afectada.

Por último, el volante de inercia variable que permite mantener una indicación fiable incluso en situaciones de golpes fuertes e impactos, como es común en un deporte de mucha adrenalina como lo es la navegación a vela.

Les Voilles de Saint Barth

François Tolede y Luc Poupon fueron los técnicos encargados de diseñar el magnífico recorrido de esta prestigiosa regata que mide velocidad en el punto más hermoso del Caribe. La décima puesta en escena de la competencia náutica fue todo un éxito con la participación de 65 veleros de crucero, un total de 1200 tripulantes en espectacular exhibición de sus maniobras sobre embarcaciones de vanguardia.

El flamante ganador de este año en la división Maxi 1 fue el Sorcha, comandado por Peter Harrison, CEO de Richard Mille, y con Pierre Casiraghi, miembro de la familia real monegasca, entre la tripulación estrella. Otros veleros de gran prestigio en el circuito mundial de regatas hicieron lo propio, como el SHK Scallywag, el Ambersail 2, el Windfall o el Sojana, mencionados como los grandes favoritos de las distintas categorías.

El Sorcha también se llevó a casa la Copa Maxi Richard Mille y el premio que le acompaña, un RM 60-01 Flyback Chronograph Regatta. El capitán del barco, por ser de la casa, entregó el reloj para ser vendido por la boutique Richard Mille de París y que el dinero facturado se donara a organizaciones de caridad dedicadas a la reconstrucción de las áreas costeras afectadas por el huracán Irma, que devastó a la isla en el año 2017.

Algo notable en esta oportunidad, fue el total compromiso de la organización de la regata a hacer un evento con cero desperdicios plásticos. Los directores de la regata, Tolede y Poupon, fueron muy enfáticos en cuanto al mensaje de concientización ambiental y en que sería una competencia completamente ecológica. Explicaron que los efectos del cambio climático son especialmente visibles en las islas del Caribe, como los tifones o la plaga de sargazo que afecta directamente en el delicado ecosistema de esta isla paradisíaca.

H2 RM 60-01 Flyback Chronograph Regatta

Movimiento:

Calibre RMAC2 de cuerda automática con horas, minutos y segundos, fecha de gran tamaño, mes, cronógrafo flyback con contador de segundos central, contador de minutos, contador de horas y descontador. Visualizador UTC y rotor de geometría variable.

Reserva de marcha:

50 horas, dependiendo del uso que se dé al cronógrafo.

Rotor de geometría variable:

Brazo de titanio grado 2, reborde de titanio grado 5, 6 posiciones de reglaje mediante tornillos de titanio grado 5, aletas de oro blanco 18k con alto contenido de paladio, segmentos de oro gris, rodamientos de bolas de cerámica, unidireccional con remonte en sentido contrario a alas agujas del reloj.

Caja:

Construcción única dividida en cuatro partes con integración de cuernos en el sistema, tornillos spline de titanio grado 5

Esfera:

Zafiro de 0.40 mm de grosor con tratamientos antirreflejos, protegidas por 8 bridas de silicona.

También puede interesarte:

NEGOCIOS

ÚLTIMAS SUBASTAS RELOJERAS

ESPECIAL RELOJERO

R(E)volución Relojera de Materiales

WORLD SHOW

WATCHES & WONDERS GINEBRA 

Tags:

ads